Cierra los ojos y abre el corazón para ver las esculturas de Choi Xooang


La figuras humanas esculpidas por Choi Xooang para su exposición The Blind for the Blind no son aptas para todos los públicos. Su fuerza expresiva hiere y no es recomendable si tienes el día tontorrón.

Pero más allá de susceptibilidades, el expresionismo brutal e inquietante del artista muestra su preocupación por la condición humana en la sociedad actual y retrata, con precisión cirujana, la angustia y la fragilidad del ser humano en un entorno hostil. Sus figuras desgarradas son una dura reflexión sociológica sobre las personas, las relaciones y sobre como la supervivencia puede crear monstruos y engendros.

Su hiperrealismo incomoda porque saca a la luz oscuros rincones, que nos negamos a mirar de frente. Es mucho más cómodo y confortable seguir siendo ciegos.

Isométrico Mujer © Choi Xooang. Cortesía del artista y Galerie Albert Benamou, París

Isométrico Mujer © Choi Xooang. Cortesía del artista y Galerie Albert Benamou, París

Choi Xooang esculturas 6

Isométrico Mujer © Choi Xooang. Cortesía del artista y Galerie Albert Benamou, París

Choi Xooang escultura 8

Isométrico Mujer © Choi Xooang. Cortesía del artista y Galerie Albert Benamou, París

Choi Xooang escultura 7

Vista de la instalación de la exposición individual de Choi Xooang en el Musee d’Ansembourg en Lieja, Bélgica. Fuente: Yatzer.

La obra de Xooang saca del armario de las verdades dolorosas: la enfermedad mental contemporánea o la violencia oculta debajo de la racionalidad de la sociedad, e invita a reflexionar sobre la forma en que el capitalismo tiraniza las conciencias a través de los valores. Si os interesa abundar en el tema os recomiendo la obra del filósofo , es de digestión pesada, advierto, pero lúcida como pocas.

Aún con todo el dolor que arrastra y provoca, la obra de Xooang es valiente y optimista. Valiente porque revela la crudeza que el ser humano soporta al vivir en una sociedad enferma, llena de violencia, deshumanizada y repleta de ciegos que se convierten en cómplices silenciosos; y optimista, porque hay que serlo para creer que ese esfuerzo de lucidez merece la pena.

No es fácil mirar de frente los fragmentos en que se rompen las personas y sus esfuerzos por reconstruirse. Los rincones disfuncionales de las relaciones, el miedo y la angustia del ser humano que a pesar de todo quiere sobrevivir, produce desasosiego y dolor. Pero este artista coreano piensa que el primer paso para superar un problema es hacerlo visible:

Cuando algo enfermo o erróneo se pone a la vista de todos, puede ser curado con el esfuerzo colectivo. Habrá solución.

Escultura Choi-Xooang 2

Condición de Arreglo Ordinaria © Choi Xooang, Cortesía del artista y Galerie Albert Benamou, París

Choi Xooang

Condición de Arreglo Ordinaria © Choi Xooang, Cortesía del artista y Galerie Albert Benamou, París

Escultura Choi-Xooang 3

Reflejo © Choi Xooang. Cortesía del artista y Galerie Albert Benamou, París

Escultura Choi-Xooang

Condición de Colonización Ordinario (detalle) © Choi Xooang. Cortesía del artista y Galerie Albert Benamou, París

Choi Xooang

© Choi Xooang, Cortesía del artista y Galerie Albert Benamou, París

Choi Xooang

© Choi Xooang, Cortesía del artista y Galerie Albert Benamou, París

“They say it’s the last song / They don’t know us, you see / It’s only the last song / If we let it be.”
canta Björk en la maravillosa película  de Lars Von Trier.

Cierra los ojos y abre el corazón.

Fuentes: Placer Diario,  y .

NuriaCarbo

Poéticamente correcta. Más espíritu que materia, más emoción que razón, más voluntad que talento. Humana todo el rato. Escribo en Makamo y me gano la vida con la comunicación.

More Posts -

Follow Me:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

AVISO: El acceso a este Blog no presupone la adquisición por parte de los usuarios de derecho de propiedad sobre los contenidos que figuran en el mismo. Si deseas republicar parte del contenido, debes solicitar autorización y citar la fuente makamo.es. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando su uso y nuestra política de cookies. ACEPTAR